Filosofía, Literatura, Sociedad

Dinivization of Body

makeup-2983550_1280

Around me seem many exhibitions of body, even more with diversity; every day in my way for the city, the urban buses, and the virtual [1] created forms and pictures transformed in others. I think is much longer make a recount to them, but I think that everybody knows many examples about announces with sex and body.

Many people know about the love, sex and body, and the “Sexual Freedom”, the large writer Nance Pearcey to call*: “The Religion of Sex”, she says:

When we look at the history of these ideas, we find that, ironically, even those who adopt a pure materialist worldview often end up turning sex into a substitute religion. If you picture matter in the lower history, even materialists keep climbing up into the upper story and claiming religious significance for sexuality. (Pearcey, 2018: 131).

Meaning she argues that sex becomes even more in religion, religion in ague*, appear* human ligand to The Religion of Sex; the society show and exhibition body for becoming too “Freedom Sexual”, and we can’t deny ensign “Love” between it. Love is crucial when talked sex, them hand to hand.

Proposal is that even people use the body with “all rights reserved” by yourself show it gala to moment because society stop the sexual desire with moral thinking, and the message is chastity, but it is meaning repression to desires or passions sexual, then “Freedom Sexual” is like the way for became plenty. It needs to analyze this vision of body and sex because this implies restriction of sexual desires or oppression of them, so thinking it gives to consequences unhappiness and misery in life.

For example, the writer Gilles Lipovestky says that age contemporary is the consumption era, his denomination of this “sexducción”, this is the way for finding human identity, therefore when is subjectivity is the sexuality is better for to have responsibility in yourself, so this is this moment in that body divinize itself; therefore through of sex became human dignity, while trying excluded all moral and dogmatic principles.

And when sex becomes a religion, then nothing is allowed to stand in its way—especially not Christian morality. All the most prominent sexual theorist have been morality as an obstacle to human happiness, an evil force from which we must be liberated. Let’s meet a few of the most influential, and learn how they shaped today’s politically correct sexual orthodoxy. (Pearcey, 2018: 131).

The author Nancy Pearcey argued that sex is showed for someone theorists like a religion that gave it identity and dignity; it is precisely the sexduccion by Lipovesky. Therefore, in this age contemporary sex is the most attractive religion. In this way, it presupposition implies that is enough the individual decision to get dignity and identity. For example, if I decide to modify my body it takes responsibility in life.

The body is divinized by the individual people, he has the last word and he makes sense to the purpose the life; then how is give mean or legality to a decision to a human? The same human, this meaning that the god is human; he is the king of all decisions and the reference frame about all topics about the right people and the body.

So, the question, How moment this decision became the way to get identity? It is not a transfer to one believe to others belief, as a religion, the king is not God (from Worldview Christianity), now the king is human.

En el momento del autoservicio libidinal, el cuerpo y el sexo se vuelven instrumentos de subjetivización-responsabilización, hay que acumular las experiencias, explotar el capital libidinal de cada uno, innovar en las combinaciones. Todo lo que recuerda la inmovilidad, la estabilidad debe desaparecer en provecho de la experimentación y de la iniciativa. De este modo se produce un sujeto, ya no por disciplina sino por  personalización del cuerpo bajo la égida del sexo. Su cuerpo es usted, existe para cuidarlo, amarlo, exhibirlo, nada que ver con la máquina. La seducción amplía el ser-sujeto dando una dignidad y una integridad al cuerpo antes ocultado: nudismo, senos desnudos son los síntomas espectaculares de esa mutación por la que el cuerpo se convierte en persona a respetar, a mimar al sol. (Lipovestky, 1986: 31)

At the moment for self-service libidinal, the body and sex become instruments of subjectivization-responsibility, there is accumulated experiences, exploit the libidinal capital of everyone, to innovate in the mix. Everything that remembers the immobility, stability should disappear in benefit to experimentation and the initiative. Therefore it produces a human, this is not for discipline but is for personalization of body under aegis by sex. Seduction extended the human giving to dignity and integrity to the body before to hidden: nudism, sines nudes are spectaculars symptoms of this mutation by which the body becoming in a people to respect, to pamper the sun. (Lipovestky, 1986: 31).

To think, believe, decision, imply conviction, which the game of “deconstruction” by Jacques Derrida and the sexducción of Lipovestky, this became in a new dogma base because says the way for happiness itself, responsibility and morality for the human.

Similarly, are we really a-moralized sex or rather we are only exchanging a previously conceived morality to a new one, that is, we are moving from one religion to another.

 Then the Christian worldview (which is the one that is mostly put into question), has not low ideas, instead, Christianity has a worldview complete that answered the hard question about life; so the matter will be which worldview I will accept? For this is necessary to execute an act of faith or just to follow sexducción, by the way, is a new kingdom, “Kingdom of sex”. Well, I think people should be free to choose and not to be seduced because to be seduced is not a free decision, but is a conditional decision. Well if we yet talking about to individual freedom.

Anuncios
Estándar
Filosofía, Literatura, Sociedad

La divinización del cuerpo

paint-2985569_1280

A mi alrededor veo muchas exhibiciones del cuerpo, cada vez son más diversas. En mi caminar diario, en mis recorridos por la ciudad en autobús urbano y en toda la virtualidad se configuran formas, figuras que se transforman en otras; creo que tardaría mucho en hacer un recuento de todas ellas, aunque la ventaja es que la mayoría de nosotros conoce muchos más ejemplos de las formas que puede tomar el cuerpo.

Como es del conocimiento de la mayoría, el amor, el sexo y el cuerpo han tenido una liberación en los últimos años; la autora Nancy Pearcey le llama: “The Religion of Sex” (La religión del sexo), ella señala lo siguiente:

When we look at the history of these ideas, we find that, ironically, even those who adopt a purely materialist worldview often end up turning sex into a substitute religion. If you picture matter in the lower history, even materialists keep climbing up into the upper story and claiming religious significance for sexuality. (Pearcey, 2018: 131).

Cuando nosotros vemos la historia de estas ideas, encontramos que, irónicamente, incluso aquellos que tienen una cosmovisión puramente materialista, a menudo convierten al sexo en una religión. Si ves a la materia en la pequeña historia, verás que incluso los materialistas llevan estas ideas al nivel de una historia superior y reclaman un significado religioso para la sexualidad. (Pearcey, 2018: 131).

Significativamente ella arguye que el sexo se convierte cada vez más en una religión, como si fuera la religión del momento; como si el ser humano cada vez más se estuviera ligando hacia la “liberación sexual”, pues demuestra y exhibe que el cuerpo es la vía para alcanzar la libertad, y no podemos negar que la bandera del “amor” forma parte crucial de esto; es decir, el sexo va de la mano con lo que llaman “amor”.

La propuesta de que cada individuo use su cuerpo con “todos los derechos reservados” podría causar un poco de gala al momento; ya que socialmente ha existido un pensamiento moralizante sobre la castidad, llamada reprensión o restricción de los deseos o pasiones sexuales, se cree que liberando estos, se obtiene plenitud. Entonces, hay que analizar que esta visión está presuponiendo que lo correcto es restringir los deseos sexuales; es decir, presupone una opresión sexual; por supuesto que al escucharse de esa manera, se puede pensar en una desdicha, una bancarrota de la felicidad y libertad en cuanto al sexo y al cuerpo hablamos.

Un claro ejemplo de ello es lo que dice el teórico Guilles Lipovesky, él habla de la época contemporánea como la era del consumo, él habla de la sexducción, la cual es la vía para encontrar la identidad humana, esa vía es el sexo; de esta manera mientras más subjetiva sea la sexualidad más responsabilidad adquieres como individuo; así es como llegamos a la divinización del cuerpo, es decir, a través del sexo se obtiene la dignidad humana, intentando excluir todo principio moral y “dogmático”.

Y cuando el sexo se convierte en una religión, entonces nada puede interponerse en ese camino—especialmente la moralidad cristiana. Todos los teóricos de la sexualidad más prominentes han hecho de la moralidad un obstáculo para la felicidad humana, es como una fuerza maligna de la que debemos ser liberados. (Pearcey, 2018: 131).

water-2725337_1280

La escritora Nancy Pearcey plantea que el sexo es visto por algunos teóricos como una religión que otorga identidad y dignidad; eso es precisamente lo que vemos en la sexducción de Lipovesky. Por lo tanto, en esta era potsmoderna tenemos al sexo como la religión más atractiva. De esa manera llegamos a la conclusión de que tener esta presuposición implica que basta con la decisión del individuo para obtener la dignidad e identidad. Si yo decido darle esta forma a mi cuerpo, entonces eso me hace responsable.

El cuerpo es entonces divinizado por el sujeto individual, es él quien tiene la última palabra para darle o no significado a lo que hace; entonces al final de cuentas ¿quién dirige o le da legalidad a la decisión del sujeto? El sujeto mismo, entonces eso significa que el humano es quien rige qué es o no dignidad, el humano sin tener un valor de referencia puede establecer si quiere o no tener dignidad.

Pero entonces nos preguntamos, ¿cómo ocurre esto?, ¿en qué momento yo adopto esta forma y la convierto en “la forma” para obtener identidad?, ¿no acaso es esto también una forma de creencia como cualquier otra religión, incluso como la que tiene el cristianismo?

En el momento del autoservicio libidinal, el cuerpo y el sexo se vuelven instrumentos de subjetivización-responsabilización, hay que acumular las experiencias, explotar el capital libidinal de cada uno, innovar en las combinaciones. Todo lo que recuerda la inmovilidad, la estabilidad debe desaparecer en provecho de la experimentación y de la iniciativa. De este modo se produce un sujeto, ya no por disciplina sino por  personalización del cuerpo bajo la égida del sexo. Su cuerpo es usted, existe para cuidarlo, amarlo, exhibirlo, nada que ver con la máquina. La seducción amplía el ser-sujeto dando una dignidad y una integridad al cuerpo antes ocultado: nudismo, senos desnudos son los síntomas espectaculares de esa mutación por la que el cuerpo se convierte en persona a respetar, a mimar al sol. (Lipovestky, 1986: 31)

Pensar, decidir, creer, implica convicción, y como el juego “deconstructivo” de Jacques Derridá, la sexducción de Lipovestky se convierte en una nueva base dogmática e incluso planteae su propia idea de felicidad, responsabilidad e incluso moralidad.

Y de igual manera, ¿estamos realmente a-moralizando el sexo o más bien estamos des-moralizándolo, o sea pasando de una moralización previamente concebida a otra?, ¿no estaríamos más bien cambiando una religión por otra? Entonces la cosmovisión cristiana (que es la que mayormente se pone en tela de juicio) no se presenta con ideas inferiores sino se encuentra en el mismo nivel de pensamiento; por lo que el asunto sería cuál cosmovisión decido adoptar. Pues para ejecutar esa acción necesito decidir, de lo contrario se estaría cayendo en la seducción de la sexducción, hablaríamos de un nuevo reino, “El reino del sexo”; pero bueno, uno debiera ser libre de elegir ser o no seducido; por supuesto, si aún hablamos de que hay una libertad individual y propia.

Estándar
Filosofía, Literatura, Sociedad

Dualismo, la trampa mortal

plant-3227911_1280

Un mismo ser, quebrado.

 

“En cualquier lugar que el hombre ponga su pie, cualquier cosa que haga, a cualquier cosa que aplique sus manos: en la agricultura, el comercio, y la industria; o cualquier cosa que aplique su mente: en el arte, y la ciencia; en cualquier cosa que sea, siempre está delante del rostro de su Dios, está empleado en el servicio de su Dios, ha de obedecer estrictamente a su Dios, y sobre todo, debe apuntar como meta a la gloria de Dios.”
Abraham Kuyper
An Adequeate Philosophy of Religión
(Una Filosofía Adecuada de la Religión)

“Si estudias Comunicación está muy bien, Dios es el principal comunicador, él creó la comunicación”, me dijo mi amigo y tutor Abraham Absalón. Yo tenía 17 años y estaba pensando qué carrera estudiar. Eso fue hace 10 años, y no, no estudié Ciencias de la Comunicación; opté por otra licenciatura, pero ese fue el inicio del rompimiento con el Dualismo mental que existía en mí.

Con Dualismo me refiero a la división mental que hacemos a la hora de interpretar lo que sucede en el mundo. Tener una cosmovisión Dualista hace referencia a pensar que hay cosas separadas de otras; por ejemplo, pensar en “ciencia vs religión”, o “política vs religión”, o bien “psique vs físico”. Dualismo o dicotomía hace referencia a una separación, “la mente y el corazón”, “las cosas sagradas y las seculares”, “lo material y lo espiritual”, y existen muchas más categorías en las que se ve reflejado este pensamiento.

Las cosas sagradas y las cosas mundanas, lo pagano y lo santo, lo consagrado y lo de ‘uso común’; el santuario y lo que está fuera del templo; el estrado y las bancas; la teología y las otras ciencias… La lista podría continuar, de manera que no solamente sería un fenómeno de los que profesan ser cristianos, sino de cualquiera que crea que la Iglesia y el Estado son cosas aparte, tal como lo declaró el político liberal Benito Juárez, quien “suprimió el fuero eclesiástico y el militar en materia civil, y declaró renunciable el primero para los delitos comunes”.

Por supuesto, el nombramiento trató de alejar todo aspecto “religioso” de la dirección política de la nación. Se ha dicho que las religiones tuvieron apertura, proliferaron, los grupos evangélicos y protestantes pudieron establecer sus iglesias en los diferentes estados del país. Pero, esto se hizo a través de otorgarle un espacio privado en medio del quehacer social. Podemos realizar un culto dentro de un espacio determinado; pero cuando se trata de emitir una verdad religiosa en el espacio público nos encontramos con serios problemas.

“No confundamos, un estado laico es un estado en donde no hay una iglesia establecida, y bueno México es un estado laico y lo seguirá siendo y nosotros velaremos por que lo siga siendo, no hay una iglesia establecida. Pero no confundamos, una cosa es decir que no hay una iglesia establecida y otra cosa es pretender que la acción política es religiosamente neutral. No hay neutralidad religiosa. Lo que tenemos que enseñarle al pueblo cristiano cristiano de México es que tiene que militar en la política y en todos los ámbitos de la vida desde una perspectiva escritural, desde una perspectiva bíblica escritural. Sin vergüenza, sin temor, porque todos lo hacen, cada quien tiene su biblia, su ‘lugar santísimo’ y con todo desparpajo y seguridad se plantan en estos espacios, en el pleno, a decir lo que su corazón les dicta y nadie se molesta por eso, y los únicos que están siempre en el ‘clóset’ son los cristianos, que no quieren salir a hacer la marcha del ‘orgullo evangélico’. Eso se tiene que terminar. Tenemos que entender que en esta vida no podemos andar en la confusión o con una división de mente o de corazón, tenemos que ser de una sola pieza”. (Adolfo García de la Sienra, 2011).

Aunque este artículo no es de tinte político, hago mención a este tema para ejemplificar la división que tenemos en nuestra mente. Es tan fácil caer en la dualidad de “las cosas sagradas” y “las cosas seculares”. Otro ejemplo es cuando intentamos vivir de una manera de lunes a viernes y cuando vamos a la “iglesia” el día domingo nos portamos bien y bendecimos a todos los que nos saludan.

Pero el asunto es más amplio de lo que parece. Nancy Pearcey en su libro Verdad Total cita a Peter Berger: “La dicotomía se produce entre las enormes e inmensamente poderosas instituciones de la esfera pública [con esto quiere dar a entender el estado, la academia, las grandes corporaciones] …y la esfera privada” –el ámbito de la familia, la iglesia y las relaciones personales”.

Acá podemos ver que el Dualismo lo aplicamos en todas las esferas y ni siquiera nos damos cuenta de ello. Pensemos por ejemplo, en un problema social, lo podemos ver desde el punto de vista político, educativo, psicológico, sociológico, etc. Ciertamente el problema humano y social tiene que ver con estas áreas, usamos estas disciplinas para realizar el análisis, para investigar y llegar a resoluciones; sin embargo, es solamente una forma de interpretar un suceso, si conjuntáramos todas las áreas podríamos tener un panorama más completo de lo que sucede.

En la academia se tiene el nacimiento de la “ínter-disciplina”; por supuesto, cada vez se descubre más y más la necesidad de reunir todas las áreas de estudio para tener mayor entendimiento de un objeto de estudio. Pero esto sólo nos dejar ver la necesidad de romper cada vez más el Dualismo en la mente. Por ejemplo, si quiero entender el comportamiento de un adolescente, veré el aspecto psicológico, pero también la problemática social que vive ese muchacho a su alrededor, o podría ver el aspecto económico y cómo eso le dificulta afrontar su vida cotidiana. Un mismo objeto lo estudio e interpreto desde diferentes esferas, en vez de que se contradiga, se unifica.

El Dualismo es como una trampa que nos está llevando a la muerte mental o intelectual. Separamos lo religioso con lo secular o cotidiano. Cuando no vemos que la religión está en cada discurso que emite el ser humano, está en cada cosa que hago, cuando hago política estoy creyendo en algo, muestro mis intereses personales. El artista que hace música comparte su cosmovisión del mundo a través de su letra. El científico interpreta a través de su creencia, lo que él cree que al final de cuentas es el última instancia lo verdadero. El literato (como yo) puede decir que la literatura tiene vida y que el lenguaje es la solución a todos los problemas o puede decir que el hacer literatura es un don que Dios nos da y el entendimiento de la filosofía y de las cosas humanas es una actividad positiva para el ser humano, la reflexión y las preguntas nos llevan a entender más, a tener inteligencia y a entender mejor la ética y la moral.

Todo tiene un punto de partida. Las ideas y creencias están enraizadas en nuestro ser, tanto que cuando decimos no estar de acuerdo con alguien, cuando no compartimos su creencia o fe, es cuando viene la intolerancia. Conozco quienes dicen que la fe no es lo mismo que tener una ideología plantada. Pero bueno, hablaré de eso en otro post, pero lo que argumento acá es que la idea o cosmovisión que tengas es la que determinará toda tu forma de vivir. Por ejemplo si yo creo en la ideología de género, si mi cosmovisión está plantada en esas ideas, bueno, entonces estoy unida a esos ideales y creencias. Tengo creencias básicas que no pueden ser afirmadas más que por una preferencia personal. No es que sea una cuestión verdadera o no, sino que es algo que yo considero que así es.

Ante todo esto, el cristiano sea académico o no, tiene una labor en esta vida, en este mundo que es de Dios: proyectar con todo su ser que el Mundo le pertenece a Dios. No solo en el aspecto salvífico o personal, sino en el aspecto social. El amor al prójimo se ve al trabajar en pos del bienestar humano, un verdadero bienestar no el que solo se hace por tener un estatus, fama o adeptos políticos convenientes.

 

Estándar
Literatura

Memorias de la Memoria de Ana Frank

ana frankLos niños de cuarto grado de la escuela primaria fuimos invitados a participar en el concurso de poesía coral en la ciudad. Después de visitar el teatro y declamar, recibí en mis manos un libro color naranja bajo con la silueta de la cara de una adolescente llamado El diario de Ana Frank. Era mi libro y de nadie más; lo hojeaba, olía y admiraba.

Mi primer libro. Rápidamente noté que el diario llevaba las fechas del siglo XX, las mismas en las que se situó la Segunda Guerra Mundial. Al principio leí el libro por la fecha que indicaba el día que lo leía; pues era interesante notar que hace unos años en la misma fecha ocurrió algo totalmente distinto. Cuando comencé a leer lo que ocurría en ese día me di cuenta que Ana Frank era una niña-adolescente que pensaba cosas que yo alguna vez había considerado en mi propia mente. Sus relatos trataban de situaciones cotidianas de su vida, de sus sueños, de sus problemáticas y sus deseos internos.

Al paso de un tiempo, decidí leer el texto desde el principio; me enamoré de sus aventuras, de sus ilusiones, de su lenguaje. La conexión con esas letras empezó a ser más fuerte. Recuerdo que un tema peculiar del libro y de las niñas de 10 a 13 años era el romance, ella estaba enamorada de Peter y soñaba con ser su novia y casarse con él algún día. Sí, yo estaba enamorada también de un niño, quería ser su novia y algún día casarme con él. Pero también estaba lejos de que él supiera que existo.

diario y ana frank2

“Iniciarse en la lectura” a veces es por gusto, a veces por disciplina, a veces por obligación, o por desesperación. A veces es un propósito de año nuevo, a veces es una meta necesaria para alcanzar tu sueño. Como sea que fuere, la lectura es vital para desarrollarse en este mundo. Existen miles de técnicas para leer, concentrarse y obtener el gusto de la lectura, creo que hay las que son muy buenas y prácticas, hay de las que no tienen éxito, pero independientemente de que las uses o no, lo importante es que leas, y nunca olvidaré el consejo que le di a un amigo (que ni yo misma me acordaba), “la única manera de tener el hábito de leer es leyendo”.

diario ana frank

Al igual que muchos, yo tuve mi primer acercamiento con la lectura, la cual me trae nostalgia y mucha pasión. Desde entonces amo el género Memorias, aceptado recientemente por los académicos. Desde entonces encuentro cierta magia a la hora de redactar cartas, diarios y memorias; desde entonces la cotidianeidad me fascina. Desde entonces obtuvo una admiración por Ana Frank e interés por los acontecimientos ocurridos en la Segunda Guerra Mundial. Pero eso no es lo importante, la diferencia lo hará tu propia experiencia, tu propia historia, tu propia Memoria.

Silvia Polanco Euán.

 

 

 

 

Estándar
Consejería Bíblica, Relaciones

Repensando las relaciones

“Quien halla esposa halla la felicidad:
    muestras de su favor le ha dado el Señor“.
Proverbios 18:22

El amor, enamorarse, perder la cabeza, tener a alguien que te ame. Es algo bello y deseable para muchos, encontrar a alguien que sea capaz de estar contigo por el resto de la vida es sin duda una alegría rebosante. Nosotros vivimos en una cultura bastante llena de romance, tenemos películas, canciones, videos, sobre parejas, amoríos y sexo.

El tema del amor y las relaciones es bastante amplio, este artículo no pretende decirte cómo llevar una relación ni te dará reglas o mandamientos para ello. Más bien te invita a hacer una reflexión: ¿y si las relaciones no son lo que pensamos y más bien necesitamos repensarlas? Una base para ver el amor de pareja es la cosmovisión bíblica. En un contexto saturado de romance, no es extraño encontrarnos deseando mientras más adultos nos hacemos tener una pareja y tal vez en casarnos. No obstante también he de mencionar que hay quienes no tienen ese interés en su vida.

people-2597454_1280

Estar enamorado nos traslada a otro mundo, parece que todo es bello y alegre a nuestro al rededor, sentimos que la vida no podría se mejor ya que estás con aquella persona que te gusta y de la cual te vas enamorando día con día. También nos hace ser distintos y atrevernos a realizar acciones que jamás pensamos o dijimos hacer. ¡Qué más puedo decir, es algo asombroso! Quien no lo ha estado quizá no sabe de lo que hablo, pero quien sí seguro sabrá a lo que me refiero y mucho más. Sin embargo, me permito decir que lejos de ésto es mucho más el precio que tienes que pagar para poder llevar una relación en su máxima representación.

Todos quieren experimentar el sentimiento que trae el romance; pero pocos saben el coraje y fortaleza que lleva el compromiso de negarse a uno mismo y dar la vida por el otro. Entender el amor genuino va más allá de un simple placer, el amor verdadero trasciende y te guía hacia lo eterno. Estamos diseñados para tener una relación, pero una relación con el Creador, éso, y solo éso nos permitirá amar y ser amados de verdad, con pasión, paciencia y fidelidad.

Sigue leyendo

Estándar
Filosofía, Literatura, Sociedad

Un punto de referencia

“Afirmar que el cristianismo es la verdad acerca de la realidad total significa que es una cosmovisión íntegra y completa. El término significa literalmente una concepción del mundo. Esta cosmovisión es como un mapa mental que indica cómo navegar por el mundo eficazmente. Es la impronta de la verdad objetiva de Dios sobre nuestra vida interior.” (Nancy Pearcey)

Postmodernidad. Relativismo. Es  la era en la que nos encontramos ahora. Las artes y las ciencias están impregnadas con este marco de referencia. Como diría Jean-François Lyotard: “Simplifying to the extreme, I define postmodern as incredulity towards metanarratives” (1); que traducido sería: “Simplificando lo extremo, yo defino el postmodernismo como una incredulidad hacia todas las metanarrativas” (2).

Hoy en día, parece ser que hay una disputa en torno a este tema, pues muchos afirman que no debiera existir ningún marco de referencia universal para establecer todo lo que es correcto e incorrecto, es decir, no es aceptable hablar de un universalismo en cuanto a los temas de ideología y moral social, al menos.

Sin embargo, cabe mencionar que en sin importar la época, la sociedad ha tenido distintas cosmovisiones, es decir, distintas formas de ver e interpretar el mismo mundo, la misma realidad que vivimos todos los de la raza humana. Lo cual podemos decir también que no es propio del posmodernismo el simple  hecho de tener distintos puntos de vista, eso es algo propio del humano, sin embargo, es realidad que hay una diferencia en las épocas y los siglos.

El pensamiento moderno que inició tras la era de la razón iniciado en el siglo XVII, pasando por el siglo XIX y cerrando en el XX, definitivamente una verdad universal, en torno a toda actividad del hombre, en la filosofía, en las ciencias, en el arte, en la tecnología, etc. Se tenía en alto estima el pasar todo por el filtro de la Razón; tenemos al filósofo René Descartes con su emblema “Pienso, luego existo”. El punto de referencia era precisamente la Razón. Por ende, la resolución de la discusión acerca de lo que era correcto e incorrecto podía realizarse a través de la lógica y la coherencia filosófica. De esta manera, la filosofía griega encajaba bastante bien, pues realizando un buen argumento podrías reconocer si eras o no un buen pensador.

lawyer-3268430_1920

El problema fue que la sociedad no quedó satisfecha con tener a la razón como su eje o marco de referencia, Francis Schaeffer dijo:

“Después, la hilera interminable de círculos trazados a través de la historia cesó. Sobrevino un cambio drástico ya que el ideal humanista fracasó y entonces el hombre humanista cambió el optimismo por el pesimismo; se olvidó de la esperanza de una respuesta unificada y esto hace al hombre moderno lo que es ahora”. (Schaeffer: 51)

La propuesta hecha por el hombre fue abortada por él mismo. Lo cual dio paso al pensamiento romántico que proclamaba que los sentimientos eran los que determinaban la realidad última.

Sin entrar a detalles de ese recorrido histórico del pensamiento social y cultural, al llegar a nuestra era, la propuesta es confiar en un marco de referencia para interpretar todas las cosas: “La verdad es que no hay una verdad”, esta misma sentencia ha tenido diversas críticas y en sí misma genera una contradicción. Por lo cual basta con decir que si no hay un marco de referencia no puedes realizar todo lo demás. Algo más lógico sería decir: mi punto de partida, mi creencia, mi fe, mi verdad única es que no hay una sola verdad para los demás puntos, solo de aquella sentencia. Sostener esto, sería mucho más honesto, a pesar de la contradicción que genera.

question-mark-1872665_1280

Bien, quizá otros puedan argüir un nuevo enfoque con una ligera diferencia : “La verdad es que hay muchas verdades”, bien, de nuevo, sostenerte en este punto implicaría que tu propia sentencia podría errar, a menos que reconozcas que es ahí donde decides plantar tu creencia o fe.

Cabe mencionar el uso de la palabra fe en dicho texto. Diversos amigos ateos me han expresado el disgusto que tienen por esta palabra, ya que connota a un término “religioso”; sin embargo, tomando la definición de la propia cosmovisión humanista, he aquí una: “una confianza ciega, creencia infundada”. (Bunge, 2005: 81) (3). La implicación de ésta definición encaja perfectamente cuando nos sostenemos sobre una antinomia (4), como las que hemos mencionado.

Mapa de la Cosmovisión Bíblica

map-455769_1280

El cristianismo tiene un punto de partida, una “metanarrativa” que explica todo lo demás. De entrada plantea el origen, el problema y la solución, junto con el futuro. Y no tiene miedo de afirmarlo.

Asimismo, las otras cosmovisiones están al mismo nivel de creencia y fe que la cosmovisión cristiana. Cabe mencionar que la fe para el cristianismo tiene la siguiente definición: “Ahora bien, tener fe es estar seguro de lo que se espera; es estar convencido de lo que no se ve” (Hebreos 11:1). Por lo tanto, la única diferencia con la definición humanista es que la fe implica confianza y convencimiento, no implica una irracionalidad o una esperanza ciega. Y la confianza tiene que ver con una relación, el Dios del cristianismo es relacional, es decir, se relaciona con el humano.

Hemos de concluir en este artículo que el cristianismo no es inferior a las otras visiones, el cristianismo no sólo arguye ser una religión, trae consigo una interpretación sobre todo lo que hay. Tal y como lo expresó el novelista inglés: “Yo creo en el cristianismo como creo que el sol ha salido. No sólo porque lo veo, sino porque gracias a él veo todo lo demás. – Is Theology Poetry”. C.S. Lewis.

 

(1) Lyotard, Jean-Francois. 1984. The posmodern condition: A report on knowledge. United States America: Manchester University Press.

(2) Traducción propia.

(3) Bunge, Mario. 2005. Diccionario de Filosofía. Argentina: Siglo XXI Editores.

(4) Contradicción o incoherencia de hipótesis.

 

 

 

 

 

 

 

Estándar
Literatura, Sociedad

Jóvenes y la educación: preparatoria estatal en Mérida, Yucatán

Dedicado a A los jóvenes del 2do grado, grupos A, B y C

 Hace cuatro meses conocí a unos jovencitos que jamás olvidaré en mi vida. Con cariño recordaré a mis ex alumnos de la Escuela Preparatoria Estatal No. 8 “Carlos Castillo Peraza”, Mérida, Yucatán. Escuchamos hablar de educación en todos los medios de comunicación, es un tema recurrente, sobre todo para el país mexicano. Nuestra educación resulta ser insuficiente en comparación con otros países de primer mundo. ¿Qué diremos en medio de un panorama que no nos pinta buenas noticias?

Desde la primaria estamos acostumbrados a un sistema educativo al estilo “militar”; nos debemos levantar muy temprano, formarnos en filas del menor al mayor, luego el profesor habla y regaña a cada momento si no prestas atención. Eso por seis años. Más tres de secundaria, y tres más de preparatoria. Justo ahí me encontré con ellos, en su octavo año del mismo sistema. Sí, el mismo año en que los Youtubers y la Mars revolucionan a la sociedad juvenil, tanto Millenials como Generación Z. Es prácticamente un hecho que no tomamos en serio los discursos oficiales que dicen los políticos y diversas autoridades sociales.

Hacer las cosas diferentes, innovar, modificar, mejorar, son características que me han seguido desde joven; pero ¿cómo hacerlo en medio de un sistema grande y pesado? Así que tuve una idea, mis clases serían diferentes. Me propuse a enseñarles a mis estudiantes a pensar por sí mismos.

Tener clases diferentes no sería el único plan que debía ejecutar para marcar una diferencia, y quizá mover un poco la malla que nos limita a los mexicanos en ser estudiantes brillantes. Definitivamente tenía que ganarme su atención, pero no sería con el método tradicional: “te regaño y me respetas”, “yo doy órdenes, tú las obedeces”. Me di a la tarea de interesarme en sus vidas de manera particular e integral, sabía que no podría llegar a conocer las necesidades de todos pero si podría entender a algunos que tuvieran el interés, tanto de aprender como de vivir.

Me encontré con vidas individuales con ganas de trascender, con muchas preguntas, y pocas respuestas dadas por los adultos. Vidas que viven el presente y ciertamente no piensan en lo importante que es su futuro y que cada cosa que hagan el día de hoy tendrá consecuencias que marcarán lo que suceda mañana. Pero precisamente para eso estamos los maestros, para servir de dirección a ellos, no para juzgarlos.

También me di cuenta del talento que tenían, algunos habían realizado un excelente trabajo fotográfico, tienen la calidad de participar en un concurso me dijo un amigo, al ver sus fotografías. Me encontré al violinista, al pintor, al guitarrista, a los que saben actuar, a los escritores, a los poetas, a los que aman escribir teatro. Les dije el último día de clases: -yo no creo que haya alumnos tontos, ustedes son inteligentes, lo que creo es que hay maestros que no saben encausar sus energías-.

La pereza, el conformismo y la amargura destruyen la experiencia maestro-alumno. Les dije que los entendía, -yo no fui la chica más inteligente, no siempre fui lectora, no siempre hacía las tareas; pero hubo un punto en el que toqué fondo y ver mis malas notas me hicieron recapacitar, fue entonces que entre otros puntos de esperanza conocí uno que me cambió la vida: la lectura y la escritura.-

-¡No tienen que seguir así!- les dije, esa era la buena noticia; les animé a que si no habían tenido un año tan bueno en sus notas, dieran el giro a su vida, podían hacerlo. Después de todo, una servidora, era un ejemplo imperfecto de cómo el esfuerzo y las ganas de hacer algo por la sociedad trae su fruto en algún momento. Ya no era la adolescente que seguía a la multitud, ahora estaba parada enfrente de ellos enseñándoles valores, responsabilidad, pensamiento crítico y literatura; cosa que en su edad nunca imaginé hacer, pero ese día yo misma me sorprendí de ver cómo la influencia de mis profesores había dado fruto y ellos lo estaban saboreando.

Exposición ganadora 1er lugar

La literatura y la pobreza

 

 

Estándar