Comunidad Reformacional

¿Has escuchado acerca de Comunidad Reformacional? Hasta el día de hoy, el concepto Reformacional se ha extendido en el Sur de México. Por una parte es una ventaja como ciudadanos de esta región; pero por otra parte, parece sentirse una tensión entre las diferentes denominaciones cristianas, sobre todo en los líderes de las Iglesias. No obstante, ¿qué puede decir la Comunidad Reformacional de sí misma? ¿Será que este término significa una herejía de la Verdad Bíblica?

¿A qué se refiere Comunidad?

Somos parte de un todo. La Iglesia es Universal en términos de personas, no de Institución. Por lo tanto, la comunidad es parte de la Iglesia de Cristo; es decir, no somos un grupo sectario que no tiene nada que ver con el corazón del cristianismo, sino todo lo contrario: “somos personas que creemos en el mismo Evangelio y hemos adoptado la Reforma como nuestra doctrina teológica básica. Y al leer sobre cómo la misma Soberanía de Dios está en la sociedad total, decidimos considerarnos “reformacionales”. Pero nada nuevo o hereje tiene contra el Cristianismo de las Escrituras.

Reformacional 

A continuación presentaré una definición clara y concreta sobre lo Reformacional:

Lo “reformacional” es llevar la Fe Reformada a su máxima diferenciación con toda fe dualista, o sea, en su contraste mayor con toda fe que intenta sintetizar ideas humanistas (históricas como actuales), con la Revelación de Dios. (JP. Roberts, 2014)

En palabras sencillas es llevar la misma Fe Reformada a todas las esferas de la vida, incluyendo la sociedad. ¿No te gustaría ser parte de un trabajo en el Reino mucho más grande que en tu Iglesia local? No se trata de descartar el trabajo pastoral y ministerial tan necesario en nuestras Iglesias cristianas. Sí se pretende que el ser humano sea integral y alabe a Dios tanto en su confesión como en su acción, en su creatividad, en su labor vocacional, de manera completa. Ninguna teoría humanista puede tener una relación con la luz. ¿Pues qué relación tiene la luz con las tinieblas? (2 Corintios 6:14)

Tu con tu vocación tienes más para dar a la Iglesia, a Dios; más allá de tu ministerio local, el cual seguramente es y seguirá siendo una gran bendición. Del mismo modo de lunes a sábado tú trabajo puede ser más que ganar dinero o ser buen empleado; tú necesitas aprender qué es lo que dice Dios de tu vocación y cómo hacer cada día una sociedad que adore a Dios y no a los hombres.

¡Bendiciones!

Br. Literatura Silvia P.

http://filo-reformacional.blogspot.mx/?view=classic

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s