Individual y Social

c027195796fe8e6753f09772c9d0dce0

“El evangelio es como un león enjaulado. No precisa ser defendido, sólo tiene que salir de la jaula” Charles Spurgeon

Nuestra cultura nos ha enseñado algo, la individualidad es necesaria para sobrevivir en este mundo que evoluciona. Nos han enseñado que defendernos es algo natural y bueno, que lo privilegiado antes de cualquier cosa es el “Yo”, luego entonces viene lo demás.

Primeramente hemos de mencionar que nuestra sociedad tiene una base darwinista, y por lo tanto argüimos que somos seres en constante movimiento, los cuales no necesitamos tener un propósito y modelo moral. En su defensa los humanistas afirman que el ser humano es constructor de sentido y moral, por lo cual éste resulta ser relativo, dependiendo de las necesidades y preferencias de cada humano. Lamentablemente no podemos negar la imposibilidad que ha resultado sostener esta teoría. No somos capaces de ponernos de acuerdo nosotros mismos de qué es lo que necesitamos y deseamos. Sin embargo, esto no ha sido impedimento para aquellos que afirman que nuestra sociedad necesita la vanguardia humanista y relativa. A su favor dicen que la culpa la sigue teniendo el “sistema”, “poder”, “capitalismo”, “socialismo”, “machismo”, etc. Siempre considerando aspectos externos al ser humano. Pero el ser humano es el único que tiene voluntad y poder de toda la creación, pues los animales no crean cultura y sistemas legales. Y muy poco se habla de la responsabilidad humana que tenemos respecto a nuestra decadencia social.

A pesar de ser tan sencillo realizar una introspección de nuestra voluntad, parece ser que resulta difícil  comprender que aquellas decisiones se han tomado en las esferas públicas, las cuales tienen que ver con una previamente eleccion individual, misma que poco a poco se va convirtiendo en decisiones sociales y masivas. Tomemos el ejemplo de Hitler, él no actuó solo para luchar en la segunda guerra mundial y liderear al partido nazista, fue producto de un consenso; en la actualidad sucede de la misma manera, las propuestas teóricas no tienen valor si no son aprovadas por un determinado “canon”. Y se llevan a la práctica por decisión de personas en el poder, a nivel ideológico. Esto nos debería hacer pensar que no existe tal problema fuera o en las circunstancias, sino todo lo contrario, un problema individual y de voluntad (o corazón).

Pero no sólo se trata de un principio lógico, sino más bien de una verdad que perturbará a muchos, al afirmar que el hombre de entrada se encuentra en total incapacidad para realizar una acción buena, para el ejercimiento de las norman sociales. Estoy hablando de la verdad que presenta el cristianismo, sobre quién es el hombre y para quién hay que vivir; de la necesidad de redención y dirección que tiene, también conocida como la antropología bíblica*, entre otras propuestas disciplinarias basadas en la verdad bíblica que ya se han estado compartiendo.

Como cristianos estamos llamados a desarrollar la cultura y redireccionarla hacia la adoración de nuestro Señor. Cada aspecto de nuestra vida tiene que estar destinado a cumplir con el mandato de Dios para lo que fuimos creados. No estamos hechos para tener solamente”un buen empleo”, “una buena familia”, “una carrera”, o “los mejores amigos”, no son cosas malas en sí mismas, pero nuestra sociedad occidental se enfoca tanto en ellas que destinamos mucho esfuerzo y dinero a preservar nuestra vida en vez de “perderla y ganarla para nuestro Dios”.

Si nuestro cristianismo no tiene consecuencias sociales, entonces quizá estamos atrapados en vivir una vida privada vs vida pública, es decir, ser algo en nuestras Iglesias y hogares y ser otra cosa en el ámbito laboral y social. Si nuestra adoración sólo tiene enfoque individual nos pareceremos al resto del mundo, quienes están atrapados en el individuaismo y hedonismo, y sobre todo, en la justificación de no responsabilizarnos de nuestras acciones malas y pecaminosas; de tal manera que se niegan a reconocer que nadie les obliga a actuar como lo hacen, que las circunstancias solamente sacar a relucir la dirección y voluntad que ya tiene su corazón.

En conclusión, nuestro problema social e individual se puede decir mejor que es un problema humano integral. Si, nuestra primera tarea ha de ser reconocer y aceptar la necesidad individual de un salvador; no obstante ésta no debiera quedarse ahí, sino expandirse comunalmente a todo el ser humano y así poder realizar de manera correcta nuestro Mandato Cultural.

*Antropología Bíblica: El término se ha utilizado en el Sureste de México con el famoso material realizada por la Mtra. Nataly Carley. La tesis presenta un estudio del origen del hombre en términos sociales e individuales, consdierando la premisa de un Creador que se relaciona con el humano y desea que éste realice bien toda obra de sus manos.

Silvia Polanco

Br. Literatura Latinoamericana

Anuncios

Un comentario sobre “Individual y Social

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s