Jóvenes y la educación: preparatoria estatal en Mérida, Yucatán

Dedicado a A los jóvenes del 2do grado, grupos A, B y C

 Hace cuatro meses conocí a unos jovencitos que jamás olvidaré en mi vida. Con cariño recordaré a mis ex alumnos de la Escuela Preparatoria Estatal No. 8 “Carlos Castillo Peraza”, Mérida, Yucatán. Escuchamos hablar de educación en todos los medios de comunicación, es un tema recurrente, sobre todo para el país mexicano. Nuestra educación resulta ser insuficiente en comparación con otros países de primer mundo. ¿Qué diremos en medio de un panorama que no nos pinta buenas noticias?

Desde la primaria estamos acostumbrados a un sistema educativo al estilo “militar”; nos debemos levantar muy temprano, formarnos en filas del menor al mayor, luego el profesor habla y regaña a cada momento si no prestas atención. Eso por seis años. Más tres de secundaria, y tres más de preparatoria. Justo ahí me encontré con ellos, en su octavo año del mismo sistema. Sí, el mismo año en que los Youtubers y la Mars revolucionan a la sociedad juvenil, tanto Millenials como Generación Z. Es prácticamente un hecho que no tomamos en serio los discursos oficiales que dicen los políticos y diversas autoridades sociales.

Hacer las cosas diferentes, innovar, modificar, mejorar, son características que me han seguido desde joven; pero ¿cómo hacerlo en medio de un sistema grande y pesado? Así que tuve una idea, mis clases serían diferentes. Me propuse a enseñarles a mis estudiantes a pensar por sí mismos.

Tener clases diferentes no sería el único plan que debía ejecutar para marcar una diferencia, y quizá mover un poco la malla que nos limita a los mexicanos en ser estudiantes brillantes. Definitivamente tenía que ganarme su atención, pero no sería con el método tradicional: “te regaño y me respetas”, “yo doy órdenes, tú las obedeces”. Me di a la tarea de interesarme en sus vidas de manera particular e integral, sabía que no podría llegar a conocer las necesidades de todos pero si podría entender a algunos que tuvieran el interés, tanto de aprender como de vivir.

Me encontré con vidas individuales con ganas de trascender, con muchas preguntas, y pocas respuestas dadas por los adultos. Vidas que viven el presente y ciertamente no piensan en lo importante que es su futuro y que cada cosa que hagan el día de hoy tendrá consecuencias que marcarán lo que suceda mañana. Pero precisamente para eso estamos los maestros, para servir de dirección a ellos, no para juzgarlos.

También me di cuenta del talento que tenían, algunos habían realizado un excelente trabajo fotográfico, tienen la calidad de participar en un concurso me dijo un amigo, al ver sus fotografías. Me encontré al violinista, al pintor, al guitarrista, a los que saben actuar, a los escritores, a los poetas, a los que aman escribir teatro. Les dije el último día de clases: -yo no creo que haya alumnos tontos, ustedes son inteligentes, lo que creo es que hay maestros que no saben encausar sus energías-.

La pereza, el conformismo y la amargura destruyen la experiencia maestro-alumno. Les dije que los entendía, -yo no fui la chica más inteligente, no siempre fui lectora, no siempre hacía las tareas; pero hubo un punto en el que toqué fondo y ver mis malas notas me hicieron recapacitar, fue entonces que entre otros puntos de esperanza conocí uno que me cambió la vida: la lectura y la escritura.-

-¡No tienen que seguir así!- les dije, esa era la buena noticia; les animé a que si no habían tenido un año tan bueno en sus notas, dieran el giro a su vida, podían hacerlo. Después de todo, una servidora, era un ejemplo imperfecto de cómo el esfuerzo y las ganas de hacer algo por la sociedad trae su fruto en algún momento. Ya no era la adolescente que seguía a la multitud, ahora estaba parada enfrente de ellos enseñándoles valores, responsabilidad, pensamiento crítico y literatura; cosa que en su edad nunca imaginé hacer, pero ese día yo misma me sorprendí de ver cómo la influencia de mis profesores había dado fruto y ellos lo estaban saboreando.

Exposición ganadora 1er lugar
La literatura y la pobreza

 

 

Anuncios

La necesidad de Justicia universal en medio del Relativismo social

cover_article_45503_es_ES

No puedo creer que llegué llorando a casa, no sólo por mis desilusiones personales, no, por una profunda tristeza por México, sus problemas políticos, sociales y quizá sobre todo económicos. Y no estoy haciendo metáfora, en verdad estaba agitando mi corazón. Pensaba en la pregunta del millón: ¿qué nos pasa, cuál es el “problema” con nuestro país? Las repuestas abundan y creo que cualquiera podría desde tener una especulación sencilla hasta un argumento crítico bien elaborado acerca de ello. Me voy a dirigir a este tema con mesura y límite, pues no pretendo más que hacer una reflexión de aquella dinámica que hay detrás de los discursos oficiales que están en pugna.

¿Bastaría culpar al sistema y hablar de la  opresión que ejerce un país de primer mundo? ¿Cuáles son las posibles soluciones o interpretaciones acerca de este problema social? Según Karl Marx, el problema está en las relaciones de una sociedad de clases, en donde la élite oprime a la menor. Entonces la solución resulta ser eliminar las jerarquías y modificar la estructura.

En esta sociedad posmoderna, hemos dejado simplemente de creer en un absoluto; estamos en la muerte de todo aquello que nos remita a un dogma o ley. Diferente a lo que se crecía en la época moderna; en la Revolución Científica hubo un “despertar” a lo experimental y científico. También en esa época se consideraba a la razón como el eje de todo análisis y comprensión de la realidad, la materia fue exaltada en su esplendor, y las ideas básicas del romanticismo habían caído.

La posmodernidad se reconoce entre muchas otras características como la variedad de valores y mezcla de lo ofrecido o propuesto por una nueva persona o corriente, en otras palabras la posmodernidad está caracterizada por tener un “relativismo social”, en donde todas las esferas se plantean desde una visión “neutral”. En el aspecto moral y legal tenemos por ejemplo un problema llamado: violencia en México realizado por nuestro país vecino Estados Unidos.

La justicia se aplicaría en el intercambio de poder; es decir, los actores que oprimen pasarían a ser las víctimas, y las víctimas tomarían el mando; a esto surge una pregunta ¿realmente esto hace justicia?[1] Es precisamente lo que se quiere lograr al manifestarse; se ha convertido en una misma lucha de poder. Se está pidiendo a gritos que

Por otro lado Luis Villoro nos propone la necesidad de una ética universal, en su artículo: Sobre el relativismo cultural y universalismo ético. En torno a las ideas de Ernesto Gardón Valdez. La propuesta implica la existencia de universales aún en grandes ámbitos culturales. Los que se dicen “relativistas sociales” buscan establecer parámetros de convivencia unos con otros, quieren proponer universales. No será que eso es parte del ser humano, ese sentido de crear buenas leyes de convivencia; así como el concebir con un mismo sentir un repudio por violencia, opresión y marginación.

Por ello para que el lector “resuelva en casa” tenemos las siguientes cuestiones: ¿en realidad pueden coexistir un relativismo social y justicia humana universal?, o ¿nos estamos engañando a nosotros mismos haciéndonos creer que podemos ser libres y laicos en la sociedad, sin darnos cuenta que somos esclavos de la injusticia y violencia entre nosotros mismos? ¿Quién o qué podría darnos una justicia plena, acompañado por un profundo amor, capaz de ayudar al que es oprimido y al que no entiende que está oprimiendo? Creo que alguien externo, perfecto, eterno y personal definitivamente sería el único capaz. Y la única persona y deidad que conozco es el Dios judeo-cristiano, el Dios de la Biblia. Así que, seguiremos buscando en nuestra finitud o iremos por aquél que lo gobierna todo.

Referencias:

Butler, J. (2006). Vida precaria: el poder del duelo y la violencia. Buenos Aires: Paidós. Villoro, L. (1998). Sobre el relativismo cultural y universalismo ético. México: UNAM.

[1] Reflexiones del M.C. Abraham Absalón Itzá Martínez, charla sobre la deconstrucción.

fb_img_1450225964780-2 Silvia Polanco

El reino del Postestructuralismo. Jacques Derrida y su propuesta: la Deconstrucción

deconstruccion-viii

Las épocas y movimientos artísticos cambian, tanto en su expresión, como en su análisis; no es la excepción de nuestro siglo XXI. Respecto a los estudios literarios nos encontramos en la época postestructural; la cual es también amplia en su variedad de elementos, uno de ellos es la ruptura de un estructura fija, el cual considera en sus fundamentos que un texto debería ser analizado por reglas específicas que los mismos académicos proponían, tenemos por ejemplo a uno de los máximos representantes de la semiótica, Fernand Saussure.

La teoría de la deconstrucción literaria particularmente tiene muchas ramificaciones que le hacen ser una teoría compleja y relevante en nuestros días. Me refiero a que estamos en la época de la posmodernidad, o bien como dice Guilles Lipovestky en una época en la que: “la sociedad posmoderna no tiene ídolo ni tabú, ni tan sólo imagen gloriosa de sí misma, ningún proyecto histórico movilizador, estamos ya regidos por el vacío, un vacío que no comporta, sin embargo, ni tragedia ni apocalipsis” (Lipovestky, 2010: 9-10).

Jacques Derrida fue el principal fundador de la teoría de la deconstrucción; el suponía que el estado físico y mental del humano occidental estaba destinado a pensar en un elemento central de trascendencia. Gran parte del análisis consistía en llegar a entender cómo operaba el “lugar central”. Entre los ejemplos de aquellos conceptos que ocupan el lugar central, se encuentran: ser, esencia, sustancia, verdad, hombre, Dios.

Es importante entender este factor “central”. La crítica que realiza no se trata de eliminar el concepto de “centro”, sino de manipularlo: “Todo lo que podemos hacer es negarnos a que uno u otro polo de un sistema (cuerpo/alma, bueno/malo, serio/no serio, etc.) se convierta en centro y garante de presencia” (Selden 2000: 104).

La existencia de un centro exige una periferia; éste es el problema que plantea Derrida. Los centros marginan el borde. Se marca una diferencia entre la figura dominante y el Otro marginado. Esta división encaja adecuadamente en la teoría de la deconstrucción, ya que el pensamiento occidental está conformado por elementos centrales. Por mencionar un ejemplo: el cristianismo ha sido una de las figuras centrales más fuertes en la historia occidental, al estar operando en el centro, las otras religiones son periféricas y marginadas; pero también se puede decir que en otras culturas sucede de la misma manera el juego jerárquico.

A todo esto se ha de considerar no sólo como popular o interesante la propuesta de Jacques Derrida sino nos encontramos en una interpretación distinta de la realidad. A este filósofo le precedieron otros teóricos Julia Kristeva, Jacques Lacan, Michel Foucault, Judith Butler; entre otros. Ellos no solo utilizaron la propuesta para referirse al estudio de la lingüística, no, sino que utilizaron el discurso como fundamentos para plantar ideología en su propia área de estudio.

Es curioso hacer notar que el conocimiento tiene como un estilo de salto teórico, de un plano a otro. Pero es así como se formó el pensamiento deconstructivo dentro del movimiento postestructural, por lo cual le llamamos un  “Reino del postestructuralismo”, estableciendo su propio reino éste se encuentra operando desde su creación hasta nuestros tiempos (aproximadamente 1960-2016). En la academia se considera la manera más actualizada de realizar análisis de textos literarios e ideológicos, expandiéndose cada vez más a otras disciplinas que existen en el área de Sociales y Humanidades.

A partir de esta reflexión es menester dejar al lector unas preguntas para “resolver en la casa”. ¿Si la deconstrucción realizó en su tiempo una ruptura teórica, ahora que se ha vuelto de las más utilizadas, podemos decir que se está centralizando este mismo discurso teórico? ¿En realidad existe una libertad al elegir una postura de análisis? ¿O acaso estamos entrando al reino del postestructuralismo?

Silvia Polanco

 

 

 

Amistad: uno de los cuatro amores de C.S. Lewis

Toda religión civilizada se inició entre un grupo reducido de amigos. Las matemáticas empezaron realmente cuando unos pocos amigos griegos se juntaron para hablar de números y líneas y ángulos. […] Del Comunismo, del Movimiento de Oxford, del Metodismo, del movimiento contra la esclavitud, de la Reforma, del Renacimiento, de todos ellos, sin exagerar mucho, puede decirse que empezaron de la misma manera.

C.S. Lewis

Estimados Compañeros del Reino:

Me complace escribirles estas palabras que salen de mi ser completo e integral. Así mismo anunciando que mis escritos no pretender educar a nadie, ni pretender hablar de un “deber ser” para ustedes. Sencillamente se trata de compartirles mi amor hacia el trabajo cotidiano, el cual es para expandir el Reino de Dios.

Pero, estoy completamente segura que no sirve de nada trabajar si el corazón humano está apartado de su Creador y Rey. Por lo tanto, en este espacio, les quiero compartir un poco de lo que he aprendido y sigo aprendiendo como sierva, mayordoma y custodia.

 

“No sirve de nada desvivirse por un sueño, si no amamos a nuestro prójimo como Dios nos ha amado”.

[…sírvanse unos a otros con amor.  En efecto, toda la ley se resume en solo un mandamiento: <<Ama a tu prójimo como a ti mismo>> ](Gálatas 5:13-14)

Los cristianos somos un equipo, somos un pueblo dice la Escritura, somos hermanos y amigos. Hay un motivo para estar unidos. Hay un motivo por el que vale la pena luchar y tener propósito en esta vida. Y no se trata por fundar una Universidad Cristiana Persé. 

Mientras más me ama Dios y me da de su Gracia, más lo puedo amar a Él. Me da sentido, me da sueños, me da energía, me da todo lo necesario para vivir como él quiere. Y me da un precioso regalo además: La dicha de amar y usar mi vida para él, para expandir su nombre, para que Él sea más famoso. A través de mi vida y mi vocación: Esfera Literaria-Académica.

Pero no solo a mí; estoy segura que a ti mi estimado lector, te ha dado la capacidad de amarle a Él y a tu prójimo (ya que Él nos ha amado primero). Y así mismo, tienes la oportunidad de cada día estudiar y/o trabajar para Él, en tu vocación, en tu área y esfera de la vida. 

Amistad. Los amigos son los que comparten la misma visión y pasión por una determinada creencia y fe en algo. Tenemos la Escritura, la cual nos guía para un mismo fin: Su Gloria, su Reino en este Mundo. Creo que es difícil mantener el corazón en pureza y bondad hacia el Otro, hacia el Prójimo. Los malos deseos nos destruyen poco a poco, creando para sí una sociedad inútil, débil y opaca.

Mi reflexión es: “Seamos sinceros, ninguno de nosotros es bueno; pues Jesús dijo: “todos estamos destituidos de la gloria de Dios”. Amigos, unámonos para juntos llevar el Evangelio de Jesucristo. Sí existen los amigos. Los amigos ven juntos hacia un mismo lugar, luchar por una batalla común y justa. Creo que necesitamos el coraje suficiente para vencer a nuestros demonios (ídolos), y empezar a vivir en Libertad. 

¿Cuál es tu vocación? ¿Cómo va tu vida de siervo ante Dios?

Si tienes algo para dar, dalo en Comunidad. Y comunidad es también en el aspecto social. No sólo dentro de la Iglesia local. Próximamente hablaremos sobre el concepto de Comunidad.

 

¡Saludos!

Br. Literatura Latinoamericana Silvia Polanco.

 

La Universidad Cristiana es un proyecto real

Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría. Salmo 90:12

No soy experta en títulos, como notarán. Pero en este escrito quiero compartir unos comentarios sobre la gran necesidad que tenemos como sociedad, tanto local como global.

Se que algunos verán esto como un sueño guajiro, otros quizá lean y con desánimo digan: no funcionará, otros quizá tomen algo de importancia. Cualquiera que sea el caso, agradezco puedan leer este escrito. Y apelo al coraje y la pasión que tenemos los estudiantes. Estudiantes ateos están haciendo algo por la justicia, estudiantes inconformes declarados “anti-religiosos”; es decir, ¿ellos se preocupan por nuestro mundo y el cristiano va a quedarse viendo el espectáculo? Quizá por eso nos critican tanto, entre otras cosas, claro está.

Creo que sí tenemos hambre y sed de justicia, solamente que en vez de hacer algo positivo, todos nuestros esfuerzos los direccionamos al odio y la violencia, la crítica y la impiedad. Es momento de hacer algo más que orar, es momento de actuar con sabiduría, de usar la Biblia, no como un arma, sino como lo que es, la Palabra de Dios llena de amor, es tiempo de compartir el Evangelio (las buenas noticias para nuestro contexto de hoy), es tiempo de que las palabras de la Biblia hagan clic en nuestra mente y podamos ver que no sólo se trata de mi corazón y mi vida individual, sino se trata también de mi sociedad. ¿Qué haré? Puedes hacer mucho más de lo que imaginas.

estudiarescrearideas

Es un mensaje sencillo el que quiero transmitir; algunos de mis amigos ya han escuchado esto, otros no; para los que si, les anuncio que seguimos avanzando en este proyecto, que no crean que estamos dormidos; más bien estamos ocupados y como saben la vida es difícil, es parte del proceso el sufrir en el camino, el encontrar obstáculos, etc. Pero con su apoyo podremos estar cada vez más firmes. Para los que no han escuchado quiero comunicarles lo siguiente:

Les hablo a los cristianos o a todo aquel que tiene el deseo de impactar nuestra cultura, aquel que no está conforme con la condición social, política y económica que tenemos no solo como país sino como comunidad global. Le hablo al joven o adulto que estudia y trabaja con un propósito más grande que el tener un sueldo o familia, aquel que no solo lee y saca diez, sino aquel que quiere aplicarlo a su contexto y comunidad. Le hablo a aquél que dice que quiere ser Luz y Sal de la Tierra, le hablo a aquel que tiene un compromiso con Amar a su Prójimo como Dios lo ha amado a él. A ese le hablo, a aquel que confiesa cada domingo su fe en un Dios Poderoso, Justo y Bueno. El Dios dueño y creador de todo conocimiento, inteligencia y sabiduría.

tumblr_ncfzp9yr6L1rwt3lyo1_1280

No se trata de simplemente un “movimiento social o religioso más”, “no se trata de implementar otra doctrina, sino seguir con los principios escriturales, los cuales nos indican a ser mayordomos de Todo el Mundo creado y sustentado por Dios.

La propuesta práctica y clara, es que todos los cristianos universitarios y profesionistas nos unamos y podamos crear una Universidad Cristiana en nuestro estado. Así es, como está escrito; no es juego, no es broma, no es utopía, es una realidad. La invitación está abierta  y los apoyos los estamos consiguiendo con la Gracia y Poder de nuestro Señor. El problema no es el dinero, ése es un pensamiento reduccionista, el problema es la pereza de nuestros corazones, la comodidad y falta de fe con obras. Les animo y exhorto a hacer más en sus vidas, algo que la trascienda, algo que valga la pena y puedas decir que no la has desperdiciado.

amsterdam straatbeelden voorjaar 2008
Universidad Libre de Amsterdam. Fundador Abraham Kuyper, Periodista, Teólogo Neo-calvinista y Primer ministro de los Países Bajos

Nadie es superior a otro, todos estamos en el mismo camino de la vida. Cada persona tiene sus propios temores, fracasos, virtudes y talentos; creo que es momento de enterrar nuestro ego y empezar a vivir para el prójimo, vivir para Servir. ¡Es momento de mostrar al mundo nuestras obras reales, cuando éste dice que nuestra fe es ficción!

¿Te unes?